domingo, 10 de enero de 2010

Capital del pecado


Pereza: mis siestas de todos los días.
Ira: la mala gente me saca de mis casillas.
Lujuria: mi reino por un beso apasionado bajo la lluvia.
Envidia: a la gente sana que busca constantemente y encuentra.
Gula: la bondiola, el Malbec, la provoleta, la comida lúdica.
Avaricia: siempre al principio acumulo sentimientos, me los guardo sólo para mi.
Soberbia: escribir esto como si a alguien le importasen mis pecados.

6 comentarios:

Marina dijo...

Ja, muy bueno. Yo de la que más tengo es de gula y -bueno- evidentemente, también de soberbia porque: ¿a quién le importa? Besos, buen año!

Anónimo dijo...

todo esto pura espuma...

Juliana F. dijo...

Yo soy pura espuma molecular.

la doctora yvonne dijo...

Hace poco leí un estudio que decía que el pecado más común en las mujeres era la soberbia y en los hombres, la lujuria.

Si a alguien le interesa, mi peor pecado es la pereza, odio salir de la cama.

Anónimo dijo...

Ay de mí, que absorto en la Lujuria me trepé a la Avaricia y caí en la Pereza y la Gula. Envidio aquella Soberbia que no contenía por nada su Ira.

otro

Herblay dijo...

Nos interesa a los que nos deleitamos con este blog tan hermoso que deja entrever a una colega magnífica. Gracias por seguir dejando que entremos en tu mundo. Salud, compañera.