miércoles, 14 de julio de 2010

Esencia


En paz y retomando mi placer por sentarme frente a la computadora no para trabajar, ni chatear, no googlear, no facebookear y mucho menos para hacer una de mis ultimas adquisiciones cibernéticas, twitear. Sino sentarme para escribir, para conectarme con lo que me pasa adentro bien en el fondo donde muy pocos pueden llegar a ver.
La cuestión es que al inspeccionare me doy cuenta que soy otra desde hace un tiempo. O soy la misma pero cambiada. ¿cambiada para bien, para mal? Quien sabe. Yo solo se que estoy cambiada y por eso lo expreso.
La esencia sigue siendo la misma, y supongo que siempre será la misma pero hay cosas que hoy tolero más. Hay otras que ya no tolero. Hay gente que ya no busco. Hay otros que me encuentran más fácilmente. Hay cosas de las cuales ya no trabajo, hay otras en las cuales si quiero trabajar. Empece a soñar con cosas nuevas, los viejos sueños los fui cumpliendo y otros quizás cambiaron de forma.
Quizas sea mucho cambio junto. Quizas sea la unica manera de cambiar así, todo de golpe. El proceso no es fácil, ojo. Hace un año casi que estoy en este pseudo trance, pero las puertas comienzan a abrirse, el cielo comienza a hacerse más claro de a poco y yo asi parada frente a todo este mundo y frente a toda esta vida mía. Y yo, sobre todo, parada frente a un otro por primera vez, parada frente a un par por primera vez, que me pelea, me reclama, me ama, me mata, me entorpece, me hace feliz, me genera inseguridades, me acompaña, me mima, me todo lo que un ser humano puede provocar en otro ser humano.
Y esta soy yo, la nueva yo. Y también me gusta ser esta que soy hoy, que está más grande, que está más apasionada y más dócil al mismo tiempo. Que está feliz con su emprender chiquito, pero que es grande lo que eso le genera adentro. Que está más enamorada y por eso puede perder más que siempre. Que vive y vive como siempre.

miércoles, 2 de junio de 2010

Catarsis aristotélica


Llanto. Angustia. Odio. Bronca. Miedo. Dudas. Búsqueda. Ojos hinchados. Deseo. Egoísmo. Gritos. Peleas. Dolor de panza. Ganas. Inmadurez. Dinero. Pasión. Profesión. Vocación. Tiempo. Amor. Sexo. Sospecha. Inseguridad. Depresión. Terapia. Ayuda. Compania. Besos. Aburrimiento. Bostezos. Insomnio. Frialdad. Desconexión. Encuentros y desencuentros.

sábado, 29 de mayo de 2010

Abierto


Y de golpe me convierto en alguien que no quiero ser. Siento como un mounstro, hablo o callo como una enferma, sufro como un ser humano doliente. ¿En qué momento pasó esto? ¿Cómo dejé que pasara? ¿Puedo salir sola de este pozo oscuro? Las situaciones se fueron uniendo unas a las otras con el correr de los meses, algunos logros, otros intentos, otros pensamientos, otros miles de miedos. ¿Cómo llegué acá? ¿Cómo corno salgo? Es mi peor momento mezclado con mi mejor momento, pero sin dudas todo este embrollo no me deja disfrutar de lo bueno, de lo lindo, de lo amoroso. Tengo mucho camino adelante, abierto, esperando a ser recorrido.

jueves, 22 de abril de 2010

Choque


7:00 am suena el despertador
7:45 am salimos de la casa de mi mamá en su auto
8:00 am la ruta 197 es un caos, muchos autos, mucha niebla, mucho lio por todos lados. Estamos llegando tarde.
8:17 pasamos el Peaje del Ramal Pilar
8:22 el auto de adelante volantea para esquivar a un perro muerto que hay en la ruta. Mi madre volantea para esquivarlo, pisa el pasto, el auto se descontrola y ahí cambia la historia, el tiempo, el espacio. Un silencio absoluto nos invade, yo la veo a mi mama con las manos en el volante, inmóvil. Todo en cámara lenta, el auto empieza a girar hasta que vemos los autos que vienen de frente, intentan esquivarnos, seguimos dando otra vuelta y veo que un auto viene directo a impactar en la puerta del conductor. Ese es el momento en donde más miedo tengo. Pienso en mi mamá que va a recibir ese golpe. El impacto llega, es fuerte, violento, el cinturón de seguridad nos corta la respiración por unos segundos, pero también nos salva para toda la vida. Seguimos girando hasta quedar al costado de la ruta. Inmóviles. Cuando presiento que todo terminó, la abrazo a mi mamá, le digo que la quiero, que estamos vivas, mientras mi mano recorre todo su lateral izquierdo chequeando que este entera. Estamos abrazadas cuando sentimos otro impacto que ahora viene de atrás. Ahí el silencio para, escucho la radio que seguía sonando, escucho un grito de mi mamá, esto parecía no terminar más.
8:24 Bajamos del auto. Estamos sanas y salvas. Hoy 21 de abril de 2010 volvimos a nacer.

sábado, 17 de abril de 2010

Pasa que...


La felicidad me hace escribir menos. La pulsion por escribir disminuye por estos días, y me dedico a vivir, a disfrutar, a mirar, a hablar más y a escribir menos. Por otro lado, escribir de cosas felices me cuesta más, me parece hasta aburrido. A la felicidad se la vive, no se la describe. Por el contrario, las tristezas encuentran un gran refugio en las palabras. La tristeza se transforma en algo bello cuando es descripta. La tristeza escrita alivia y libera al portador de la misma.

martes, 30 de marzo de 2010

Aprendiendo


La mujer se hace la dura. Su filosofía de vida es la del aquí y ahora, entonces todo lo que sea para toda la vida la asusta, lo repele, lo niega. Ella quiere creer, pero sabe que que le cuesta. No es por dolores del pasado, sino por sabidurías o tonteras que ha ido incorporando luego de vivir, vivir y vivir. Es probable que alguien salga lastimado cuando ella exprese sus palabras racionales, realistas y frías. Es probable que ella misma se lastime al decirlas. Es necesario que la mujer pueda soñar un poco más. Que encuentre su equilibrio entre su aquí y ahora y la proyección que hace de sus sentimientos.

viernes, 19 de marzo de 2010

Ivasión


Un día me despierto y no siento nada. Ni dolor, ni felicidad, ni amor, ni desamor. No estoy mal, pero no tengo sentimientos exultantes de ningún tipo. De golpe la búsqueda o el encuentro me llama. Sin ningún tipo de esperanza, me entrego. Los minutos pasan, las palabras se acumulan una tras otra de forma preciosa. Algo se despierta en mi. Algo se despierta en él. Las horas pasan una trás otra. Todo mejora. No estaba mal antes, pero de golpe todo empieza a estar bien, muy bien. Las voces fluyen, se enredan, juegan, se reconocen, se gustan. La charla crece y como efecto las ganas también. El primer encuentro es lindo, nervioso, rápido. Los días pasan y la invasión de sentimientos crece. Esos sentimientos que uno siempre busca y casi nunca encuentra llegan a mi y se instalan en mi cabeza, en mi cuerpo entero. Me abren, me despiertan, me hacen respirar, vivir y "enfelicidarme".

lunes, 22 de febrero de 2010

Hic et nunc


Hace mucho que no hago un Hic et nunc en mi blog. Asique me propongo hacerlo más alla del desentendimiento de mis lectores:
Aqui y ahora estoy:
- estudiosa, expectante, orgullosa, corredora, fumadora, bebedora, sola, enfelicidada, enamorada de nadie y de todos, mojada por la lluvia, disfrutando de mi música, comiendo miel, histeriqueando con un "famoso", planeando mi obra de teatro, pensando en mis amigos que están lejos, pensando en los que están cerca, extrañando a mis sobrinos, proyectando proyectos, amando mi vida, pensando en como voy a poder sustentarla, despierta, con sueño, esperando, actuando, casi festejando.

lunes, 15 de febrero de 2010

All I need...


Quiero un amor de esos que aparecen pocas veces en la vida. Quiero un amor de esos que te estrujan el alma de un momento a otro. Quiero un amor real y sin tanta distancia, y sin tantos "peros" y sin tantas vueltas. Quiero un amor de esos que te cambian la manera de ver la vida, de esos que te hacen sentir que todo esto vale la pena, de esos que siempre se buscan y casi nunca se encuentran. Quiero un amor sano. Quiero un amor grande. Quiero un amor largo que me saque de estas teorías raras en las que me estoy metiendo últimamente. Quiero un amor de esos que te despiertan, te sacuden y te invitan a hacer de todo. Quiero un amor comprensivo, sincero y movilizador. No quiero un amor de película, no quiero una amor virtual, no quiero un amor enfermo, ni sucio, ni débil. Quiero un amor de esos que pareciera se están extinguiendo.

domingo, 7 de febrero de 2010

Dimanche


Ultimamente los domingos son los días de la semana que más me cuestan.

lunes, 25 de enero de 2010

Confesiones de mujeres de 30 (o casi)


"No quiero ser la acompañante terapéutica de mi novio"
"Un tipo que no tiene proyectos conmigo, que no quiere convivir, no quiere hijos, no me va"
"Un loco el otro día me llevó a conocer su casa y había pintado toda su pared con mi nombre. Salí corriendo. Está loco"
"Estuve cuatro años de novia y siento que fue un sueño. Más bien una pesadilla. Recién ahora siento que estoy despierta"
"Yo estuve un año con un enfermo. Mi psicólogo me preguntaba todas las sesiones que era lo que me gustaba de él y nunca pude contestarle"
"A mi lo único que me funciona es el amor a la distancia"
"Chicas nunca se casen, yo estoy en juicio por los alimentos de mi hijo"
"Yo ya no creo en el amor para toda la vida"
"El amor es eterno mientras dura"
"Mi ex, él que fue el gran amor de mi vida hoy me dijo que se compró una casa con su nueva novia"
"Ellos quieren una mamá pero nosotras queremos ser mujeres, queremos ser femeninas, no vez que me tatué unos zapatos de taco alto en la pierna. No los uso pero quiero ser femenina no quiero ser la madre que le plancha, le lava la ropa, le ordena la vida"
"Yo estoy cansada de enseñarles a vivir y que luego me lo agradezcan cuando estan con otra"
"Yo conocí a un chico divino, es director de teatro, super conectado, artista, pero es gordo y eso habla mucho de una persona. Y no tiene un peso. Yo mantener giles, no"
" Yo sigo pensando que en la proxima fiesta, o en el tren, o en la calle me voy a cruzar con el amor de mi vida. Pero igual no creo en el amor para toda la vida. Creo que ni yo me entiendo"
"No existen los hombres sanos como nosotras"

Compro memoria


Lunes al mediodía

El hombre se despierta a las 12. Su casa está totalmente oscura a pesar del sol que se empeña en hacerle una jugarreta a sus persianas. Prende su computadora, cosa que hace todos los días al despertar. "Cada día está mas lenta esta mierda", balbucea con esa voz ronca que todos poseemos al levantarnos. Abre su billetera, hace dos o tres cuentas inútiles y publica un aviso en esos sitios de compra/venta de cuestiones que dice "Compro memoria".

Jueves a la tarde

El hombre recibe un mail que dice "Estimado señor. Yo quiero vender parte de mi memoria. Quiero venderle esa parte en donde ella me deja, yo lloro como un niño, ella grita, me dice que me ama pero que así no puede seguir, agarra las dos o tres cosas que tenía en mi casa y se va para siempre. Quiero olvidarme de su cara ese día. No era ella y no quiero tener esa cara en mi mente. ¿Cuánto me paga por esto?".

Jueves a la tarde

Luego de pensar por unos minutos el hombre escribe el siguiente mail. "Sr. Le compro su memoria. Escríbame para arreglar el lugar y la hora. Le puedo pagar 1000 pesos. Hace rato que una mujer no me dice que me ama".

domingo, 24 de enero de 2010

Verano urbano


Un día caluroso de enero la cronista sale de la casa de su hermana luego de un fin de semana de cumplir a rajatabla y felizmente su rol de tía. Camina por las calles de Hurlingham pensando en que diferente es su vida a la de aquellas personas queridas que acaba de dejar. Ellos están rodeados de niños, de gritos, de pis, de caca, de llantos matutinos. Ellos, los otros, hablan ilusionados de sus próximas vacaciones en Punta Cana, mientras la cronista cuenta una por una las monedas para pagar el boleto de tren que se tomará en escasos minutos. Camina por las calles pacíficas sintiendo el silencio luego de un par de días sin encontrarlo. La paz la inunda pero un sentimiento contradictorio se mezcla con está paz. Llegada a la estación, se alegra al ver que la boletería está cerrada. "Quizás pueda ahorrarme este peso con diez", piensa. Tiene la mirada perdida en las vías vacías e infinitas.
Llega el tren y se desilusiona al ver que no hay asientos vacantes. Saca la revista Ñ de su mochila y se dispone a leer apoyada en la puerta. "Amores de verano" es el tema de este numero. "¿Justo este numero tenía que comprar? Todo sea por alguna lectura exquisita", reflexiona. La lectura la inspira, la hace pensar, soñar, agarra una birome y resalta frases que le gustan, o que le pueden servir para quien sabe que. La cronista piensa en su amor de verano urbano, el cual cada vez tiene menos énfasis de todo tipo, sin embargo no se entristece. Su cabeza está hoy en su futuro laboral, en este cambio de rumbo rotundo que intenta hacer y que nada fácil es de transitar. Lee, mientras escucha a algún cantor de ocasión entonar sus chacareras, sus tangos y canciones melosas. Eso es lo que tienen los artistas callejeros, son más versátiles que los demás.
La cronista mira al resto de los pasajeros entre texto y texto. Piensa en estos otros, imagina sus vidas, sus dolores, sus amores de verano y de los otros. Llega a la ultima estación del tren y casi sin quererlo evade a los guardas ansiosos por picar boletos. Camina y camina. Piensa en la vida de los otros, piensa en su propia vida buscando alguna respuesta, más no sea para que le dure un rato.

domingo, 10 de enero de 2010

Capital del pecado


Pereza: mis siestas de todos los días.
Ira: la mala gente me saca de mis casillas.
Lujuria: mi reino por un beso apasionado bajo la lluvia.
Envidia: a la gente sana que busca constantemente y encuentra.
Gula: la bondiola, el Malbec, la provoleta, la comida lúdica.
Avaricia: siempre al principio acumulo sentimientos, me los guardo sólo para mi.
Soberbia: escribir esto como si a alguien le importasen mis pecados.

lunes, 4 de enero de 2010

Sinuoso



El camino es sinuoso. Ultimamente tiene más descensos que asensos pero aprovecho la caída para descansar, para sentir el viento en la cara. ¿Hasta dónde habrá que llegar para poder decir "basta", "ya es suficiente"? Quizás toda la vida sea así, llena de bajadas y subidas que a veces me dan nauseas y otras me provocan la adrenalina deseada para seguir adelante.